lunes, 30 de enero de 2012

Vestimenta del voley playa femenino ¿Comodidad o machismo?

Benito Muñiz Alonso
---------------------

Ahora que se sabe que Punta Umbría (Huelva) acogerá el Campeonato Nacional de Triatlón y Voley Playa de selecciones autonómicas en la categoría de cadete, vuelve a escena la polémica por la vestimenta del voley playa, especialmente por la femenina. Demasiado "sexy" para algunos, cómoda para otros.

La verdad es que no se entiendería que un deporte que ha nacido en las playas tenga demasiada ropa como uniforme reglamentario. De hecho, a nadie se le ocurriría practicarlo en las playas de Santa Mónica (en la California de los Estados Unidos) con pantalón largo e, incluso, con camiseta.

Tanto el calor como la comodidad a la hora de jugar son claves en que la vestimenta del voley playa sea como es, ligera de ropa. Ya el propio Jesús Bruque, colocador del CajaSol Juvasa (voleibol) e internacional español, indicó que ve "normal" el tipo de vestimenta, pues "a la hora de moverte, cuanto más corto es el pantalón, más cómodo es el desplazamiento o el salto", y lo mismo ocurriría con las mangas de las camisetas (ausentes en voley playa), que muchos jugadores no hacen más que remangárselas continuamente.

Ya en tenis hubo determinadas discrepancias entre los más puritanos y el resto cuando Rafa Nadal comenzó a usar la "sin mangas" para jugar. Polémica que se fue inflando a medida que se acercaba Wimbledon, torneo más tradicional de todo el circuito tenistico. Un campeonato en el que las reglas de vestimenta están muy bien delimitadas.
El problema con el voley playa viene siempre más del lado femenino. Algunos creen que la vestimena demasiado "sexy" de las jugadoras aumenta una visión machista de este deporte, una visión que usa el cuerpo de la mujer como objeto de deseo.

Jugadora de voley playa con el uniforme
femenino convencional de esta modalidad


Jugador de voley playa con el uniforme
masculino convencional de esta modalidad

Pero nada más lejos de la realidad, de hecho la vestimenta de éstas viene dada por los trajes de baño más usados, los bikinis. Y ni aúsn así, pues el uniforme de voley playa femenino es de mayor tamaño. ¿Es que la gente va a escandalizarse ahora por un bikini? Sí, lo jugadores juegan con camiseta completa, pere cuántos querrían poder jugar sin ella y hacerlo, así, más cómodos...

Y es que la superficie en la que se juega (arena) y los lugares donde nació este deporte (playas. Aunque ahora también hay campos de arena en el interior, creados específicamente para los campeonatos de este deporte) hacen que la vestimenta tenga que adecuarse a las necesidades del juego. Lo que conlleva esa poca tela.

Además, ¿por qué se van a tirar piedras al propio tejado? La vestimenta de este deporte, la masculina y femenina, es un gran reclamo para las marcas publicitarias, por lo que he aquí una tabla de salvación ante posibles faltas de ingresos. Se puede aprovechar esta ventaja respecto a otros deportes, incluso respecto al voleibol convencional.

Dicha característica, unida a los lugares donde se practica esta modalidad de voleibol, hacen mucho más vistoso a este deporte y conforman una llamada más vistosa a los posibles fans. Algo que debería explotarse y no criticar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada